domingo, 1 de abril de 2012

Reviews: The Hunger Games (Los juegos del hambre, 2012)







Suavecito, dulcemente. Mátame en cámara lenta.



¿Un pin de un Sinsajo? Dos botellas de leche ¿Cazar un venado? Una flecha. ¿Meterte en un juego a muerte voluntariamente para salvar a tu pequeña e indefensa hermana? No tiene precio. Desembarca a las salas de cine otro Best-Seller juvenil norteamericano que acecha con un hambre voraz a la taquilla mundial: The Hunger Games (Los Juegos del Hambre, 2012) de Gary Ross.


Ubicada en un Estados Unidos post apocalíptico, devastado por guerras y desastres naturales, rige la dictadura sobre la nación de Pánem y sus doce distritos. Como recordatorio de los efectos nocivos de la rebelión y el libertinaje, las autoridades del Capitolio celebran una vez al año ‘Los Juegos del Hambre’, una competencia despiadada en la cual veinticuatro jóvenes, denominados ‘tributos’, pelearán a muerte hasta que uno solo prevalezca como vencedor.  



Basada en la obra de Suzanne Collins (Escritora para TV y Novelista), The Hunger Gemes (Los juegos del Hambre, 2008) se presenta como una confluencia de géneros un tanto confusa y parece tomar elementos que han sido exitosos en otras franquicias: Tenemos la ultra violencia de A ClockWork Orange (La Naranja Mecánica, Stanley Kubrik, 1979), la crueldad y el pesar del hambre de Hunger (Steve McQueen, 2008), las muertes y el morbo de Saw (El Juego del miedo) y el ingrediente romántico, magnetismo juvenil de Twilight (Katherine Hardwicke, 2008). ¿Entonces, tenemos un hit? La respuesta es sí. Aunque la versión literaria es claramente superior, podemos decir que tenemos un buen material de entretenimiento y una saga altamente redituable en los tiempos en que Potter ya se fue de gira.



El trabajo de Collins resulta una ruleta rusa de temas controversiales, que van desde la muerte como método didáctico hasta la pobreza extrema comandada por la tiranía y la ausencia de derechos. Heavy. Ya ahondando de lleno en los aspectos técnicos se pueden apreciar grandes fallas argumentales y una dirección tibia por parte de Gary Ross. Digno de destacar el trabajo actoral de Jennifer Lawrance (Katniss), Woody Harrelson (Haymitch) entre muchos otros, así como también el diseño de vestuario, maquillaje y ambientación. Un pulgar hacia abajo el montaje, el manejo de la cámara en las escenas violentas (¿Alguien se mareo?) reducido al movimiento frenético probablemente como una estrategia para no perderse al público menor de 16 años en la taquilla.

Habiendo dicho todo eso, resta lo más importante. ¿Hay luz al final The Hunger Games? Nos encontramos con una película regular, con una historia (¿Battle Royal?) atrapante en términos de supervivencia teen, con algunas escenas elogiables, que sale a flote por ese ‘no sé qué’ que cautiva a las masas. Lo llamaría carisma, pero no estoy seguro. Lo que se puede afirmar con certeza es que tendremos ‘hambre’ por dos, o quizá, tres adaptaciones más. And May the odds be ever in your favor.     

2 comentarios:

Rodrigo Moral dijo...

En general, estoy en desacuerdo. De hecho, la violencia me parece escasa y bastante edulcorada, la dirección de Ross es lo mejor de la película, el montaje y las escenas de acción lo más atractivo y vertiginoso, etc, etc, etc.
La disfruté muchísimo, aunque hubo cosas que no me convencieron del todo. Es un recontra aprobado, y seguramente acabe siendo de las mejores que vea durante el año. Aunque el último tercio no esté a la altura del resto.

Battle Royale no la vi, pero toda crítica que leo la menciona. Parece ser una referencia buena, tendré que conseguirla..

Saludos.

Antonio dijo...

Buenas, enhorabuena por el blog, me gustaría intercambiar enlaces contigo y que nos sigamos mutuamente.
Un enorme saludo desde http://orgullobenfiquista.blogspot.com/
http://bufandasybanderasamps.blogspot.com/